Cómo hacer pulseras de cuerda paso a paso

1 Comentario

pulseras-de-cuerda

Te encantan las pulseras de la amistad, ya no solo por el mensaje que encierran, sino también porque son súper bonitas y sientan geniales con prácticamente todo lo que te pongas. ¿Te gustaría aprender a hacer tus propias pulseras de cuerda? ¡En el DIY de hoy te enseñamos diferentes modos de hacer tus pulseras de cuerda de forma sencilla y rápida paso a paso! ¿Lista? ¡Empecemos!

pulsera-trenzada

Pulseras trenzadas

Una de las formas más fáciles de hacer una pulsera de la amistad es trenzando las cuerdas. Para hacer esta pulsera necesitarás dividir las cuerdas en tres partes. Pueden ser las tres del mismo color, aunque siempre te quedarán más divertidas si mezclas varios colores. Ata las tres partes de cuerda y sujétalas por el nudo. ¿Ya las tienes? Pues, ¡empecemos a trenzar!

Trenzar tu nueva pulsera es muy fácil: coge la cuerda de la izquierda y pásala por encima de la del centro, de forma que esta pase a ocupar la posición central. A continuación, coge la cuerda de la derecha y pásala sobre la que está ahora en el centro, de forma que esta quede como cuerda central. Repite la operación hasta que tu pulsera tenga el largo deseado. Al terminar, tan solo tendrás que hacerle un nudo. ¡Facilísimo!

nudo-de-serpiente

Pulsera con nudo de serpiente

Para esta pulsera necesitarás dos cuerdas de dos colores diferentes. Al igual que en el caso anterior, ata las dos cuerdas con un nudo y sujétalo. Coge la cuerda de la derecha y pásala por debajo de la cuerda de la izquierda. Vuelve hacia la derecha una vez más pasando por encima de la cuerda de la izquierda, de forma que te quede un círculo abierto (no lo cierres todavía).

A continuación, coge la cuerda de la izquierda, pásala por encima de la cuerda de la derecha y sácala por debajo, pasándola por el medio del círculo hacia la izquierda. Coge ambos hilos y aprieta el nudo. Repite la operación hasta que obtengas el largo deseado. Anúdala y… ¡lista!

nudo-plano

Pulsera con nudo plano

En este caso necesitarás tres cuerdas de dos colores: una larga y una corta de un color y otra larga de otro color. Junta las puntas de la cuerda más pequeña y dóblala por la mitad. Júntale las otras cuerdas y anúdalas todas juntas. Las cuerdas cortas deben quedarte fijas en el centro, por lo que puedes sujetarlas con celo, por ejemplo. ¡Empecemos con las largas!

Coge la cuerda de la izquierda y pásala por encima de las centrales formando un cuatro. Coge el de la derecha y ponlo encima. Ahora pasa la punta de la derecha por debajo de las centrales y por el medio de la cuerda de la derecha. Aprieta el nudo y repite la operación con el otro lado: en este caso en vez de un cuatro formarás una P. Repite la operación hasta que obtengas el largo que deseas, anuda tu pulsera… et voilà!

¿Has visto qué fácil es hacer tus propias pulseras de cuerda? ¡Te toca!

1 Comment

  1. ennolis

    19 enero, 2015 at 21:28

    QUIERO APRENDE HACER ESTAS PULCERA QUE ESTAN MUY LINDA.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *