Cómo hacer un nudo franciscano paso a paso con una pajita

0 Comentarios

como-hacer-un-nudo-franciscano

El nudo franciscano es uno de los más sencillos de hacer. Si nos ponemos a buscar las opciones que nos brinda el DiY para hacer pulseras podríamos impresionarnos con la cantidad que encontraremos, no solo en cuanto a motivos decorativos sino con materiales de elaboración. Las hay más complejas y otras tan sencillas que con un nudo doble o corredizo pueden ser bastante originales. Si buscáis hacer una pulsera muy sencilla, con un estilo veraniego y marinero, seguid leyendo esta entrada porque os vamos a enseñar de una forma muy fácil y rápida cómo se hace un nudo franciscano con el que poder decorar una sencilla pulsera, para niños o para adultos.

Para ello se necesita una cuerda o cordón, del color que queramos y que no sea demasiado grueso, y una pajita de refrescos, tan sencillo como eso. El proceso de elaboración es muy sencillo, se corta la pajita y se deja un trozo de unos tres centímetros de largo y sobre ella se pone uno de los extremos de la cuerda, cubriendo desde una esquina hasta otra.

Sujetaremos la cuerda firmemente sobre la pajita y con el otro extremo iremos dando vueltas sobre la cuerda y la pajita, sin apretar demasiado y tantas veces como queramos, por ejemplo cinco. Cuando hayamos acabado, deberemos tener el primer extremo de la cuerda sobre la pajita cubierto con las vueltas del segundo extremo.

Ahora, cogeremos el segundo extremo de la cuerda y lo meteremos por la parte interior de la pajita y ya esta casi terminado. Ya sólo nos queda ir empujando tanto la pajita como el cordón y ya estará hecho el nudo franciscano.

Recordad, si queréis que el nudo sea más largo, hay que utilizar un cordón y un trozo de pajita de mayor longitud, para que podáis darle tantas vueltas como deseéis e incluso podáis añadir algún elemento decorativo al nudo.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *