Paso a paso: cómo hacer una pulsera con nudo Scooby Doo

0 Comentarios

nudo-scooby-doo

Seguro que este nombre te recuerda a los famosos dibujos de cuando eras peque, pero por esta vez este nombre no tiene nada que ver con el perro. ¿Te gustan las pulseras de la amistad? Entonces el nudo Scooby Doo pronto pasará a ser uno de tus nudos favoritos, pues gracias a él conseguirás hacer pulseras preciosas para uso propio o para regalar. ¿Te gustaría aprender a hacer tu propia pulsera con este nudo? Pues, ¡no te pierdas el DIY de hoy! He aquí el paso a paso definitivo.

Como material tan solo necesitarás cuerda de dos colores o de uno solo, como más te guste. Coge las dos cuerdas, dóblalas por la mitad y hazles un nudo. Como ves, al hacer el nudo te quedan cuatro hilos para hacer la pulsera. Sepáralos formando una cruz con la ayuda de tus dedos, alternando los colores. ¿Ya tienes tu cruz hecha? ¡Empecemos!

En primer lugar nos ocuparemos del hilo superior y del inferior. Coge la punta superior y dóblala dejando la punta en la derecha del hilo inferior, formando un círculo. A continuación, coge el hilo inferior y dóblalo dejando la punta en la izquierda del hilo superior, formando otro círculo. ¿Ya los tienes? ¡Prosigamos con los laterales!

Ahora nos toca hacernos cargo de los hilos de la derecha e izquierda. Coge el hilo de la derecha y pásalo por el círculo de la izquierda que estará un poquito más alto que el de la derecha. Cuando lo tengas pasa el hilo de la izquierda por el círculo de la derecha y aprieta bien los hilos. ¿Te has fijado en la forma? Esta será la misma que sigas a lo largo de toda la pulsera.

Cuando tengas el primer nudo hecho, tan solo tendrás que repetir el procedimiento hasta obtener el largo deseado. Al terminar, anuda tu pulsera. Si quieres que te quede aún más bonita, también puedes optar por hacer un nudo en cada cuerda por separado. ¿Ya los tienes? ¡Cerremos la pulsera! Para cerrar tu pulsera, tan solo tienes que pasar los nudos de las cuerdas por el primer doblez que hiciste al principio… et voilà! ¡Tu pulsera está lista para lucirse!

¿No te ha quedado claro? Pues este tutorial en vídeo puede ayudarte:

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *