Aceite de ricino para fortalecer las pestañas y las cejas

0 Comentarios

Es aceite de ricino es un remedio casero ideal para el fortalecimiento de cejas y pestañas, por lo que si consideras que éstas son muy débiles o quieres darles un extra de volúmen, puedes nutrirlas y hacer que sean más fuertes y luzcan un mejor aspecto en todo momento.

Gracias a Internet, los trucos de belleza están a la orden del día y podemos saber para qué sirve cualquier producto antes de comprarlo o incluso tenerlo en la mano en la tienda. Por ejemplo, el aceite de ricino tiene muchos más usos y propiedades para los que se ha usado tradicionalmente. Se trata de un producto con un precio bastante asequible que puede proporcionar grandes beneficios tanto a nuestro cabello como cejas y pestañas y además es uno de los mejores remedios caseros para la cicatrización de heridas.

¿Cómo se aplica el aceite de ricino?

Antes de nada hay que decir que se debe extremar el cuidado con que el aceite de ricino para no entre en contacto con el ojo porque puede llegar a escocer muchísimo. Teniendo esto en cuenta podremos coger un cepillo de máscara de pestañas que no vayamos a usar y lo limpiaremos bien, quitándole cualquier posible resto que pudiera tener adherido.

Es ideal hacerlo antes de acostarse dado que el tiempo de aplicación se realizará mientras dormimos. Comenzaremos con un buen lavado de cara, eliminando cualquier resto de maquillaje y teniendo la cara completamente seca. Humedeceremos el cepillo en el aceite de ricino y secaremos el exceso con un poco de papel absorbente o un pañuelo de papel.

Posteriormente pasaremos el cepillo tanto por las pestañas como por las cejas. En el caso de las cejas, y para que el aceite llegue bien a todos los rincones, se puede acompañar de un pequeño masaje hecho con la punta de los dedos.

Ahora ya solo nos queda irnos a dormir  y seguir con nuestra rutina de lavado de cara y maquillaje con total normalidad, como si no hubiésemos hecho nada. En muy poco tiempo tendréis unas pestañas y unas cejas mucho más fuertes, eso sí, para ver resultados ¡tienes que ser constante!.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *