Paso a paso cómo hacer flores con hilos de lana

1 Comentario

En esta entrada te explicaremos cómo hacer flores de lana fáciles y rápidas, bien para decorar tu casa o para decorar cualquier celebración creando un bonito y peculiar ramo o centro de flores hechas por ti misma.

A las flores de fieltro o las de papel les falta un poco de realismo, estas que te voy a enseñar a continuación quedan mucho mejor y son más resistentes. Con un poco de imaginación puedes utilizarlas para decorar muchas más cosas de las que imaginas!

Para ello necesitaremos:

  • Lana amarilla y verde
  • Hilo amarillo y verde
  • Gancho auxiliar de unos 6 cm de ancho
  • Aguja fina
  • Pegamento PVA o cola blanca
  • Tijeras
  • Cuchillo

¿Preparados? Cojan papel y lápiz y apunten los pasos a seguir para realizar estos llamativos dientes de león, claveles o lo que más te guste!

1. Enrollar la lana amarilla alrededor del gancho. Después, enhebrar el hilo fino amarillo en la aguja y pasarla entre los hilos de lana a una altura media. Pasarla hacia un lado y hacia el otro (ida y vuelta) y hacer un nudo al final.
2. Retirar la lana del gancho con cuidado para mantener la posición. Echar pegamento sobre la parte central, donde hemos pasado el hilo fino. Girar un lateral, como si fuera un rodillo, hasta llegar al otro lateral para que quede pegado.
3. Enrollar hilo amarillo alrededor de la parte que ha quedado pegada.
4. Echar pegamento sobre el hilo enrollado y, cuando este seco, cortar por el centro con la ayuda de un cuchillo para que queden sueltos los hilos.
5. Cortar con una tijera los círculos que han quedado en la parte superior, la cual no está pegada, y dar forma redondeada, ya que éstos serán los pétalos de la flor.
6. Cortar lana verde en trozos de 3-4 centímetros. Ensartar, con ayuda de la aguja, el hilo verde a través de los trozos de lana a una altura similar a la longitud de los pétalos.
7. Cubrir la parte inferior de la flor rodeándola con la lana verde que hemos ensartado y fijarla con hilo verde alrededor.
8. Dejar hilo verde suficiente en el extremo inferior para cerrar las puntas con pegamento y que no se vea la parte inferior amarilla de la flor.

1 Comment

  1. Francina

    7 octubre, 2014 at 17:50

    esta bien esta idea,sencilla pero vistosa

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *