Quilling o filigrana de papel paso a paso: flores

0 Comentarios

tutorial-como-hacer-flor-con-quilling

El quilling o filigrana de papel como se conoce en España, es un arte que consiste en enrollar tiras de papel para poder crear formidables diseños creativos, como flores. Está emparentado con el origami, con el que también se hacen diferentes composiciones con papel, pero es diferente. Si quieres saber cómo hacerlo, te ofrecemos un sencillo tutorial para que tú también puedas convertirte en un maestro de este arte haciendo flores como la que ves en la portada.

Cómo hacer una flor con quilling

El procedimiento te va a resultar muy sencillo porque no tiene muchos pasos y los resultados son estupendos. Para hacer una flor necesitaras dos trozos de papel de colores como por ejemplo el de la flor que preside esta entrada, en color rosa y malva.
También se necesitarán unas tijeras, pegamento en barra para manualidades y una pequeña bobina hecha con papel de varios colores, como si fuese un rollo del tradicional ‘celo’. El primer paso es cortar varias piezas de papel para hacer el centro de la flor, sus medidas pueden ser de unos 10 o 20 centímetros de largas y de 2 o 3 de anchas.

tutorial-como-hacer-flor-filigrana-de-papel

Si queremos que el centro de la flor sea amarillo comenzaremos enrollando sobre sí mismo un trozo de papel amarillo y después otro de las mismas medidas en color marrón como en la foto. Se enrolla también sobre el anterior y pegaremos la esquina que nos sobra tras enrollarlo, con el resto del papel, así nos quedará asegurado.

paso-a-paso-como-hacer-flores-con-quilling

Por otro lado cortaremos tiras de unos 10 o 20 centímetros de largo por unos 4 centímetros de ancho y después iremos cortándolas como podemos ver en la foto, a lo ancho, pero sin llegar a hacerlo por completo. Haremos lo mismo con la parte interior de la flor, aunque en este caso en lugar de ser 4 centímetros servirán 2.

ideas-para-hacer-una-flor-con-quilling

El último paso que nos queda es aplicar pegamento sobre los papeles cortados e ir enrollándolo sobre la bobina que hemos creado anteriormente. Primero enrollaremos la que será la parte interior de la flor, de forma que se vaya pegando a la bobina. Cuando hayamos acabado repetiremos la misma operación, pero en este caso con la parte exterior de la flor, la de los pétalos más largos.

filigrana-de-papel-flores

Esta misma operación podremos hacerla con uno, dos, tres o los colores que queramos e incluso podremos añadir un tallo cuando hacemos la bobina, con lo que conseguiremos una gran variedad de flores, muy fáciles de hacer y muy vistosas. ¿Te atreves a hacer alguna?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *