Cómo hacer una alfombra casera como la de Ikea

0 Comentarios

Hoy os presentamos cómo realizar en casa una alfombra bonita y sencilla para su salón o dormitorio. Esta manualidad es fácil y divertida de hacer, por lo cual, a continuación te explicamos cómo hacerla, solo tendrás que seguir el siguiente tutorial.

Si eres fan de Ikea esta manualidad te va a encantar, además de conseguir un modelo muy parecido al original te ahorrarás un dinerito! Un DIY ideal para que eches a volar tu imaginación y hagas tus propios diseños. Seguro que después de hacer tu primera alfombra de animas a ir a por la segunda!

Los materiales que necesitas son:

  • Tela de alfombra, el tamaño que tu consideres, la que realizamos a continuación es de un tamaño de 165 x 250 cm.
  • 1 plantilla de tamaño 53 x 30 cm.
  • Pintura de látex o pintura para tela, en este caso usaremos el color gris claro y un blanco tirando al color de la leche.
  • Lija eléctrica o normal, como prefieras.
  • Cola, si lo necesitas en el caso de pegar o ajustar las formas o dibujos.
  • Pincel medio, se recomienda que no sea muy grande.

Procedimiento, paso a paso:

1. Elige un patrón, es decir, un dibujo para pintarla de dos colores. En este caso elegimos tipo rombos, se dibujan sobre la plantilla y se van colocando encima de la alfombra. Las puedes pegar con cola blanca o dibujarlas sobre la alfombra con la ayuda de un lápiz o una tiza. En Internet encontrarás muchas plantillas para descargar. Te recomiendo que la pegues con celo a tu alfombra si no quieres que se te mueva y te salga el dibujo torcido!

2. Pintamos la parte de dentro, es decir, los dibujos o la forma que le hayas querido dar, aquí hablamos de la parte interior de los rombos, y la pintamos de un color gris suave y cálido utilizando un pincel medio.

3. Una vez terminado de pintarlos, lo dejamos secar. Si ves que el color queda un poco difuminado, te recomiendo que apliques una segunda capa de pintura.
4. Verás que tu alfombra queda un poco tiesa o áspera, por eso te recomiendo lijar la alfombra.
5. Pintamos los bordes y el resto del color blanco lechoso que habíamos escogido.
6. Se deja secar y luego ya podrás colocarla donde prefieras.

Como podéis haber visto es una manualidad económica, ya que con pocos materiales bastan, y sencilla de realizar con tan solo seis pasos tendrás tu magnifica alfombra hecha a tu gusto y sin gastarte mucho dinero. Colócala en el lugar que consideres, quedará tan bien en el salón como en el dormitorio de tu casa!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *