Cómo tapizar un cabecero

1 Comentario

Tapizar cabecero

¿Cómo tapizar un cabecero? ¡Pues de una forma sencilla y rápida! Y si no lo crees, sigue leyendo nuestro tutorial de cómo tapizar un cabecero ;).

Tapizar un cabecero es una forma práctica de darle un aire totalmente diferente a un dormitorio, ya que podemos elegir una tela que nos guste y darle protagonismo en la estancia. Conseguir un viejo cabecera de madera es bastante sencillo, pero si no, basta con conseguir un tablón de madera. ¡Los pasos para tapizar el cabecero serán los mismos!

¿Quieres aprender cómo tapizar un cabecero?

Para tapizar un cabecero lo primero que hace falta es un cabecero. Si en casa hay alguno viejo y desgastado, tapizar es sin duda la solución para actualizarlo.

Viejo cabecero

Y lo segundo es elegir las telas con las que lo queremos tapizar. ¡Al elegir los colores piensa en cómo quedará con el resto de la decoración!

Telas cabecero

Además necesitaremos los siguientes materiales: 1 lámina grande de gomaespuma, guata, tijeras y grapadora.

Como ves, no hacen falta muchos materiales. ¡Y es que a pesar de que el resultado de tapizar el cabecero es perfecto, es apto para los más torpes! Pero vayamos poco a poco: ¿cómo tapizar un cabecero?

Cómo tapizar un cabecero. Paso 1

Pon la lámina de gomaespuma en el suelo, y pon encima el cabecero. Marca la lámina con la forma del cabecero para cortar por ahí. Comprueba que la gomaespuma ya recortada coincide con la forma del cabecero.

Cabecero foam

Cómo tapizar un cabecero. Paso 2

Pon la gomaespuma sobre el cabecero, y rodealos con dos capas de guata. Después grapa por la parte atrás del cabecero para que quede fijo.

Guata cabecero

Cómo tapizar un cabecero. Paso 3

Haz lo mismo con la tela. Ponla en el suelo y pon encima el cabecero. Marca el contorno dejando unos 20 cm para envolver el tejido hacia la parte de atrás del cabecero, y también para dejar espacio para grapar.

Forrar cabeceroCómo tapizar un cabecero. Paso 4

Al grapar, comienza en un lado y vete rodeando todo el cabecero, a medida que tiras de la tela para que quede ajustada. ¡Listo! Ya puedes colocar el cabecero en su sitio y ver cómo queda.

Cabecero casero

Este proyecto DIY no lleva más de 30 minutos, y da un cambio radical al cabecero. Además, si te cansas de la tela es muy fácil elegir otra y volver a empezar.

¿Cómo te gustan los cabecros? ¿Te animas a tapizar un viejo?

Vía: Tartertots&Jello

1 Comment

  1. Pingback: 8 cabeceros caseros

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *