Pufs para el salón y las habitaciones

0 Comentarios

pufs-decorativos-para-nuestro-hogar

Si tenemos espacio suficiente en casa y queremos aprovecharlo, podemos hacer un puf, tanto para nuestro salón, dormitorio o también para la habitación de los niños. En esta entrada queremos enseñarte cómo hacer varios modelos de una manera sencilla, original y asequible.

El primero de ellos es ideal para el salón, para reposar nuestras piernas y pies después de un largo día de trabajo. Para su confección necesitaremos dos piezas cuadradas de 62 x 62 centímetros y cuatro piezas rectangulares de 62 x 32 centímetros así como una cremallera de 62cm de largo, una máquina de coser, una aguja gruesa e hilo fuerte y una gran bolsa de bolitas de poliestireno.

como-hacer-un-puf-casero

La tela debe ser resistente, por lo que debemos buscarla en una tienda especializada o buscar tela de tapicería, una que nos guste y que no sea demasiado cara. Cuando tengamos todo preparado comenzaremos cosiendo en cada lado de la pieza cuadrada las cuatro piezas rectangulares, pero las coseremos por la parte de dentro, para que cuando le demos la vuelta no se vean las costuras.

También coseremos la parte superior, es decir la otra pieza cuadrada y cuando estemos con la última pieza rectangular, debemos coserla solo por un lado, dado que en el otro coseremos la cremallera y también al lateral de la pieza cuadrada que nos hace de “tapa”. Dejaremos la cremallera abierta para llenar el puf con las bolitas de poliestireno, bien sueltas o en un saco de arpillera.

Después solo tenemos que cerrar la cremallera, asegurarla con una puntada al tirador y a la tela y ya estará listo para ser usado. Un consejo, nunca debemos llenarlo hasta arriba porque corremos el riesgo de que explore debido a la presión de nuestro cuerpo y al gran volumen de poliestireno del interior.

como-hacer-un-puf-redondo

El siguiente modelo lleva el mismo proceso, lo que pasa que en lugar de ser cuadrado es redondo y además le pondremos un asa para poder llevarlo más fácilmente de un lugar a otro de la casa.

Para su confección necesitaremos dos pliegos cuadrados de 65 x 65 centímetros y otro del mismo género pero de tamaño rectangular, de unos 100cm. de largo y unos 40cm. de ancho, una cremallera de unos 40cm. una gran bolsa de bolitas de poliestireno y una cinta de color a contraste, en este caso se eligió una cinta de color naranja Guantánamo.

como-hacer-un-puf-para-nuestro-hogar

Cuando lo tengamos todo, lo primero que tendremos que hacer es trazar dos circunferencias de unos 62cm. y cortarlas, por eso hemos recomendado comprar tela de 65 x 65cm., para jugar con algo más de margen. Una vez cortadas, colocaremos sobre todo el contorno del borde la tela de contraste, que cumplirá con dos motivos, uno es tapar la costura y otro embellecer.

Después coseremos la tela rectangular al contorno de los dos trozos circulares que tenemos preparados. Al tener una tela más larga que el propio diámetro tendremos que cortarla, pero no muy justo porque tendremos que coser la cremallera.

Cuando tengamos todo el puf hecho meteremos dentro todas las bolitas de poliestireno y cerraremos la cremallera, asegurándola con una pequeña puntada en el tirador. Con la tela que nos ha sobrado del lateral cortaremos dos rectángulos de unos 8cm. las coseremos entre sí, las embelleceremos con la tela de contraste y coseremos los extremos al puf para crear nuestro asa. ¿qué te parece la idea?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *