Aprende a coser una falda lápiz en 30 minutos

0 Comentarios

Las faldas con encaje están muy de moda este verano, pero los precios no son nada asequibles en las tiendas, por eso, hoy vemos cómo hacer una falda de encaje tipo tubo de forma sencilla, uno de los must de la temporada que puedes diseñar y coser totalmente a tu gusto.

Estás ya disfrutando del verano y con él del cálido ambiente que te rodea. Hace calor y puedes sacar a lucir palmito por las calles. Así, tienes tu armario lleno de preciosos vestidos y faldas y no dudas en ponértelos día a día, pues son prendas cómodas que te ofrecen una gran libertad de movimientos.

¿No te ha pasado nunca de ir a una tienda a renovar tu armario y no encontrar nada que te guste? Seguro que has vivido esta experiencia mil veces. Seguro que cuando te ocurre esto has pensado que te gustaría conocer el diseñador para explicarle cuáles son tus gustos. Pero, ¿por qué no te haces tú misma la falda que te gusta? ¡Es más fácil de lo que crees! En el post de hoy te explicamos cómo hacer una falda lápiz en tan solo 30 minutos.

Para hacer nuestra preciosa falda vas a necesitar dos telas: una troquelada y la otra de raso, tijeras, hilo, máquina de coser, alfileres y una cremallera. ¡Vayamos con el procedimiento!

Lo primero que tienes que hacer es coger la tela troquelada y doblarla por la mitad, haciendo la forma de la falda. Si no sabes cómo hacerlo, puedes coger una falda lápiz como modelo para tomar las medidas. Corta los laterales de la tela para que te queden dos rectángulos.

Coge ahora la tela de raso que te servirá de forro y hazle un corte por donde quieras que vaya la cremallera. Intenta que esta quede disimulada, por lo que no cortes mucho. Cuando lo tengas, cose ambas telas, dejando libre el espacio para la cremallera. A la hora de coserlas acuérdate de reforzar las líneas de hilo, haciendo por lo menos dos (aunque aquí tú decides).

¡Ha llegado el turno de la cremallera! En primer lugar, aunque huelga decirlo, fíjate con que la cremallera esté hacia fuera. Una vez la tengas, colócale las telas por encima para disimular la cremallera. Ahora ocúpate de la cintura. Estréchala con alfileres adaptándola a tu figura. Cuando tengas la medida bien marcada cósela con la máquina de coser… et voilà!

¿Has visto qué fácil?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *