Cómo romper o rasgar tus jeans con un rallador

0 Comentarios

Los vaqueros rasgados son un clásico de todas las temporadas, tanto en invierno como en verano son una prenda imprescindible en todo armario femenino. Existe una manera fácil y barata de lograr este efecto en cualquier pantalón de tela denim simplemente siguiendo estos sencillos pasos.

Recicla ya tus pantalones viejos para darles un aire mucho más actual. Con este sencillo truco que te indico a continuación conseguirás rasgar tus jeans sin romperlos totalmente, consiguiendo el efecto en la medida que te guste y, lo mejor de todo es que todos los utensilios que necesitas los tienes en casa!

Instrumentos necesarios
Lo primero es encontrar unos jeans apropiados, con un aspecto y color un poco envejecido. Para rasgar fácilmente nuestros vaqueros, haremos uso de herramientas que podemos encontrar en cualquier hogar. Nos servirán utensilios como un rallador de queso, lija en papel, piedra pómez o una lima de las empleada para los callos en los pies, una tijera pequeña y un aparato cortacutículas.
Antes de comenzar a rasgar, es bueno tener una idea en mente de cómo queremos que queden al final, el tipo de rasgado, el tamaño y dónde queremos rasgarlos. Es aconsejable practicar un poco previamente con alguna tela vaquera que no estemos usando.

Cómo rasgar la tela
El rasgado se puede realizar tanto con los jeans puestos como en una superficie. Si se opta por esta última, es recomendable poner debajo algo sólido como un trozo de madera. Comenzaremos pasando el rallador de queso de arriba a abajo y de izquierda a derecha, por toda la extensión que se desee. Hay que tener en cuenta que, con los lavados, estos agujeros pueden aumentar en tamaño y por ello es necesario no hacerlos demasiado amplios.

Además de usar rallador, con la piedra pómez o la lima podemos hacer rasgados de menor tamaño para otras partes del vaquero. Si además pasamos la lija por encima, lograremos un efecto más auténtico.

Para darle a nuestro vaquero el toque final, podemos ir sacando algunas hebras muy finas con ayuda de la tijera y del cortacutículas, y nos quedará así un pantalón espectacular.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *