Paso a paso cómo hacer un vestido premamá casero

0 Comentarios

¿Te gustaría hacer tu propia ropa premamá? Pues es muy fácil si tienes en cuenta estos consejos y reciclas ropa que ya tenías en el armario. El verano es un buen momento para que disfrutemos de la ropa premamá de una forma fácil, contando con muchas oportunidades a fin de hacernos vestidos caseros que nos permitirán lucir de forma ideal.

A continuación te vamos a dar un tutorial estilo DIY con el cual podrás hacerte un fantástico vestido bastante sencillo. Si sigues todos los pasos de forma pausada y te fijas bien en los detalles podrás tener el vestido de embarazada hecho en muy poco tiempo, ¡así que mucho ánimo!

¿Qué necesitamos?

Para la tela requerimos 1 metro de jersey, dependiendo de por dónde quieres que te llegue. En el ejemplo tomamos de base que el vestido quedará por debajo de las rodillas a una mujer de 1,70 m de alto. No es complicado que el vestido quede más largo, simplemente usa un poco más de tela. También necesitarás una máquina de coser, no necesitando un modelo avanzado, con una normal te podrás apañar sin problemas. Y claro está, no olvides el hilo de coser, tu mejor aliado.

Primeros pasos

Para comenzar te toca ir al armario, porque necesitas buscar un vestido sencillo que tenga a ser posible un material similar al de la tela, lo utilizaremos como plantilla. Ahora pon el vestido encima de la tela que debe estar plegada y corta alrededor. Tienes que conseguir que te quede finalmente una sencilla forma rectangular. Para ello deshazte de las mangas y de cualquier otro elemento que sobre. Así mismo, de la tela que te haya sobrado vas a necesitar dos tiras de 50 centímetros de largo y 10 centímetros de ancho, 1 lazo de 70 centímetros de largo y 2,5 centímetros de ancho y dos lazos con un corte triangular en un lado, de 8 centímetros de largo y 2,5 cm de ancho.

Dobla la tela y haz un corte 4 cm inferior para obtener una espalda de 10 centímetros. Tendrás que intentar dejar un arco no demasiado pronunciado que te asegurará que la espalda esté un poco más baja que la parte delantera.

Ahora gira el vestido y comprueba el lugar donde se encuentra la mitad de la parte delantera. Haz pliegues en la parte superior del frontal desde los 3 cm del medio hasta los 5 cm del lado, y hazlo en los dos lados para que el pecho quede perfecto. Pliega la parte frontal del vestido de manera vertical hasta la mitad y cose los lados.

¡Ya queda menos!

¿Recuerdas los dos lazos con el corte triangular? Ponlos en la parte superior juntos y cose las esquinas triangulares juntas para hacer las asas del vestido. Pliega el lazo de manera horizontal, pliégalo de forma vertical y ponlo en la parte superior del vestido. Ahora corta a lo largo del lazo, cose el lazo en la forma triangular y el lazo largo alrededor del borde superior del vestido. Cose el lado corto de las tiras en los pliegues. Retuerce las tiras varias veces (depende de tus preferencias, pero con seis veces por tira estará bien). Ajústalas a la parte trasera del vestido para que cada una sea de 5 cm desde el lado. Seguramente se solaparán un poco en el medio, es normal.

Por si acaso, te recomendaríamos que llegado a este punto, aunque ya habrás hecho un gran trabajo, te pruebes el vestido. Esto te permitirá asegurarte de que las tiras están bien colocadas y que son de la extensión necesaria. Cose las tiras a la espalda en cuanto lo tengas claro.

Para acabar es recomendable que te pongas un cinturón bonito en la cintura, te hará lucir todavía más este estupendo vestido barato. Así que si quieres reciclar ropa que tengas en casa, este es un momento ideal para ello.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *