Cómo hacer pulseras de goma con dos tenedores

0 Comentarios

Mira qué forma tan fácil de hacer pulseras de goma sin telar: ¡con dos simples tenedores! A estas alturas ya has visto las famosas pulseras de gomitas de colores por todos lados. ¡Y es que están muy de moda! Son tan fáciles de hacer y quedan tan bonitas que de niños a mayores la gran mayoría lleva una. ¿Quieres aprender a hacer tus propias pulseras sin gastar más que en la bolsita de gomas de colores? En el DIY de hoy te enseñamos a hacer pulseras de goma con dos tenedores.

Antes de lanzarnos a explicar el procedimiento, hablemos de lo que vas a necesitar. En primer lugar, evidentemente, tendrás que hacerte con bolsitas de gomas de colores y, por supuesto, dos tenedores, un palillo y celo. ¿Ya lo tienes todo? ¡Pues manos a la obra!



Empecemos con tu telar casero. Para hacer el telar con los tenedores, tan solo tendrás que juntarlos por las curvas traseras, haciendo que toque una en otra y unirlos con celo justo en la curva para que no se muevan. Con este mismo fin, tendrás que fijar con celo también los mangos por la parte inferior. Cuando tengas tu telar montado, separa las gomitas en diferentes colores. Coge por ejemplo 80 gomitas de diferentes colores o de los colores que tú elijas.

Coge una gomita y pásala por el primer pincho del tenedor. Dale una vuelta como las que das cuando te vas a atar el pelo y pásala cubriendo el segundo y el tercero. Dale otra vuelta y pásala por el cuarto, siempre girando hacia la derecha. Ahora que estás en la separación de los tenedores, tendrás que hacer lo mismo con el siguiente. Así, antes de lanzarte a por el primero, dale una vuelta a la gomita y luego pásala por el primer pincho. A continuación, vuelta y coge el segundo y el tercero. Por último, dale otra vuelta y pásala por el cuarto, dejando libre la separación entre ambos tenedores.

Prosigamos con la segunda goma. En este caso tendrás que echar mano del palillo. Así, introduce la goma del color que elijas en la curvatura que tiene el tenedor cerca de la punta, rodeando los dos tenedores. Coge el palillo e introdúcelo entre la primera goma y el tenedor de arriba a abajo, de forma que puedas enganchar la goma. Ahora súbela hasta quitarla del pincho, pasándola por encima de la que acabas de poner, de forma que la primera goma te quede en el interior de ambos tenedores. Haz lo mismo con el resto de la goma que has introducido previamente en cada pincho. Repite la operación con todas las gomas que desees que tenga tu pulsera. Por supuesto, acuérdate de ir estirando la pulsera a medida que la vayas haciendo.
Por último nos queda el cierre. Este lo harás con la ayuda de la última gomita. En este momento tienes la última goma colocada. Bien, quítala del primer pincho y engánchala en el segundo y en el tercero. Cuando las tengas enganchadas, coge la que tenías debajo y sácala de los pinchos. Con la que está en el cuarto pincho, quítala y colócala también en el segundo y en el tercero del mismo tenedor. Cuando la hayas enganchado, vuelve a coger la de abajo y sácala del pincho. Repite la misma operación con la goma del otro tenedor. Si tienes cualquier duda, el vídeo te ayudará paso a paso.

Ahora ya solo te quedan dos gomitas en el segundo y en tercer pincho de cada tenedor. Coge una de ellas y llévala a la posición de la otra. Una vez lo hayas hecho, coge la de abajo y suéltala del pincho. Ya solo te queda una, por lo que ya puedes sacarla. Nos queda el cierre. Tira de una de las gomas del extremo que te queda sin anilla y ábrela bien. Haz lo mismo con la última gomita que te quedaba del otro extremo y júntalas. Cuando las tengas, solo tienes que pasar la amarilla por debajo, tirar por un extremo, pasarlo por encima del otro… et voilà! ¡Tu pulsera de gomitas está lista para lucir!

También te pueden interesar...


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *