Cómo hacer pulseras de macramé Chevron o flecha paso a paso

0 Comentarios

Hacer pulseras o bracaletes de macramé con nudos Chevrón es una estupenda opción para crear nuestros propios diseños repletos de colores y con la tradicional forma de flecha de estos complementos tan coloridos, ideales para cualquier persona.

Es algo que lleva su tiempo y hay que ser pacientes, pero al final, cuando se vea el resultado se comprenderá que el esfuerzo habrá valido la pena. Este artículo DIY nos ayudará a aumentar nuestra colección de complementos o incluso para tener un detalle con alguien muy especial. Para hacerlo necesitaremos unas tijeras y los hilos, preferiblemente encerados, porque así nos resultarán mucho más fáciles de hacer.

Lo más importante es tomarse la medida de la muñeca y lo haremos tomando el hilo y dándole cuatro vueltas a la muñeca, el resultado es la medida que debemos usar para cada uno de los hilos, que serán cuatro en total.
Para que todo sea más fácil podemos anudar el extremo de los hilos en un tubo para que no se nos deshaga el trabajo. Cuando tengamos colocados todos los hilos debemos asegurarnos de que durante todo el proceso se quedarán en el mismo orden, por lo que es recomendable elegir varios colores y no uno solo porque sería más complejo de hacer y podría arruinar el resultado final.

Comenzaremos tomando el primer hilo de la izquierda y lo anudaremos con el segundo hilo de la izquierda. Después cogeremos el primer hilo de la derecha y lo anudaremos con el segundo nudo de la derecha, intentando que ambos nudos queden a la misma altura.

Cuando esté anudado todo, veremos que el primer hilo de la izquierda ha pasado a ser el segundo de la izquierda, no importa porque es con éste con el que vamos a seguir, pero avanzando hacia el centro, es decir, con el primer nudo que hay ahora a la izquierda lo anudaremos con el tercer hilo de la izquierda y con el primero de los hilos de la derecha haremos un nudo al tercer hilo de la derecha, continuando así con el primer hilo hasta llegar al centro.

Al llegar al centro con el primero de los hilos haremos otro nudo con ellos para así poder formar un punto central. Cuando el primer hilo se encuentre en el centro hay que comenzar con el hilo que quedó en primer lugar y vuelta a empezar. Hay que repetir el mismo proceso que en el paso anterior.

Anudaremos el primero de la izquierda con el segundo de la izquierda y el primero de la derecha con el segundo de la derecha hasta que lleguemos al centro, donde volveremos a hacer un nudo central y comenzaremos con otra nueva tanda repitiendo los pasos. Cuando se nos acabe el hilo solo nos queda cortar el hilo del tubo y atar ambos extremos.

¿No te ha quedado claro? Pues mira este vídeo

También te pueden interesar...


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *