Cómo decorar una calabaza de Halloween tallándola

0 Comentarios

Hay un elemento que nunca debe faltar en toda buena decoración de Halloween: ¡la calabaza! Seguro que nada más nombrar la palabra ‘Halloween’, la primera imagen que te vino a la cabeza ha sido la de una terrorífica calabaza. Claro que a veces tallar las calabazas para darle el aspecto que queremos puede parecer más complicado de lo que en realidad es. ¿Quieres aprender a tallar tu calabaza para este Halloween? ¡Pues no te pierdas el DIY de hoy!

Evidentemente lo primero que necesitas es una buena calabaza. Claro que por esto no te preocupes, pues en la época de Halloween las calabazas ya cuentan con un buen tamaño. Una vez tengas tu calabaza seleccionada, llega el turno de tallarla. Así, lo primero que hay que hacer es vaciarla. Para ello, tendrás que cortarle la parte superior, pero siempre con cuidado, pues esta puede servirte de tapa después.

Así, por ejemplo, si quieres iluminarla con una vela puedes usar esta parte superior para sujetarla (siempre con un sujetavelas, por supuesto) o ventilar y si prefieres iluminación artificial usarás la parte inferior para poder ocultar el cable.

Ha llegado el turno de vaciarla. Para ello tendrás que quitarle toda la pulpa. Una vez la hayas quitado, haz una plantilla del diseño que quieras darle a la cara y dibújalo sobre la calabaza. Puedes usar un punzón, un cuchillo o mismo un rotulador. Cuando tengas el diseño plasmado en la calabaza, córtalo siguiendo las líneas para dibujarle el rostro.

Cuando termines, tienes varias opciones a seguir. Por un lado, puedes llenar tu calabaza de caramelos y utilizar la parte superior que recortaste al principio como tapa.

Por otro, puedes iluminarla, bien con una vela o con luces eléctricas. Si te decantas por la opción de la vela, es tan fácil como insertar un sujetavelas en la calabaza, bien en la parte superior o en la parte inferior, siempre dejando algún hoyo para que ventile. Sin embargo, si prefieres la opción de las luces eléctricas, tendrás que enrollarlas en un frasquito de cristal que insertarás en el centro de la calabaza en la parte inferior. A continuación tendrás que hacerle un agujero por la parte trasera para ocultar el cable. Enchúfalo… et voilá!

También te pueden interesar...


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *