Cómo estampar telas con sellos caseros decorativos

0 Comentarios

¿Quieres dar un toque nuevo a la decoración de tu salón o de cualquier prenda de ropa sin gastar mucho dinero? Si es así, continúa leyendo este artículo. Y es que aquí vamos a enseñarte cómo realizar tus propios sellos caseros, de forma fácil y sencilla, con los que podrás ilustrar tu ropa, un cojín, o cualquier otra cosa fabricada en tela que imagines.

Fresas, piñas que están muy de moda, corazones… Lo único que necesitas es ser un poco habilidoso en esto de las manualidades y diez minutos. ¡Vamos a ello!

El sello que vamos a utilizar de ejemplo es para estampar una piña, pero puedes realizar cualquier otra figura que quieras sin ningún problema. Para llevarlo a cabo, tan solo necesitas un bloque de tallado (que tienes en Amazon, por ejemplo, por 3 euros), un tallador que permita hacer varios tipos de corte, un taco de madera, un pincel, pintura para telas, un rotulador y pegamento. Como ves, son elementos baratos que no te costará mucho encontrar en alguna tienda de tu barrio.

Lo primero que has de hacer es dibujar el diseño de la piña en el bloque de tallado con el rotulador. Una vez lo hayas hecho, coge el tallador y utilízalo sobre los bordes que has dibujado con anterioridad. El siguiente paso consiste en coger el taco de madera y pegar sobre él el bloque de tallado ya con la forma de esta fruta. Antes de continuar debes asegurarte de que todas las líneas que hayas tallado son lo suficientemente profundas ya que, de no ser así, el dibujo no quedará perfecto cuando lo estampes.

Ya casi hemos acabado. Coge la pintura del color que prefieras y, con un pincel, pinta toda la superficie del sello. Después, ya sólo tendrás que ponerlo sobre la tela de lo que quieras decorar para que quede perfectamente estampado. Si quieres, puedes hacer una prueba sobre un trozo de papel para asegurarte de que queda perfecto antes de estamparlo de forma definitiva. Por último, para que la pintura quede perfectamente fijada, asegúrate de planchar la tela cuando se haya secado.

¡Perfecto! Ya has dado un toque nuevo de color a la decoración de tu hogar y gastando únicamente unos pocos euros.

También te pueden interesar...


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *